Facebook
Rpm #990-444-066 | E-mail: jlatorrem@gmail.com

Aves del ACP Huiquilla

Uno de los aspectos más relevantes del Área de Conservación Privada Huiquilla es su gran riqueza en especies de aves, algunas en las listas nacional e internacional de especies protegidas. Observarlas no requiere de mucho esfuerzo, partiendo de la entrada solo se requiere de unos minutos para ingresar al bosque ubicado casi al borde de la carretera de acceso que pasa con dirección a la ciudadela de Kuelap.

Hasta la fecha se llevan registradas 144 especies de aves. La mayoría de ellas se encuentra en el bosque montano donde son abundantes las especies frugívoras como los trogones y quetzales, las cotingas del género Ampelion, las urracas y el cacique (Cacicus chrysonotus), estas dos frecuentemente asociadas, el tucán andino (Andigena hypoglauca), los zorzales del género Turdus, el vireo (Cychlaris gujanesis), la pava andina (Penelope montagnii), que también se alimenta de semillas, y las tangaras.

Hay pocas aves insectívoras destacando entre estas un carpintero de la especie Piculus rivolii; cucaracheros, entre los cuales predomina el Troglodytes solstitialis y atrapa moscas, destacando el Hemitriccus granadensis. 

En Huiquilla se pueden observar también bandadas mixtas de tangaras, constituida por especies como Hemispingus xanthophthalmus, Chlorornis riefferi, Piranga rubriceps, Anisognathus igniventris, Tangara vassorii, Tharupis cyanocephala y los pinchaflores de los géneros Diglossa y Diglossopis;  otro tipo de bandada es la constituida por aves insectívoras, entre éstos los trepadores, los horneros (Margarornis squamiger y  Pseudocolaptes boissonneautii), los atrapamoscas, (especialmente los pertenecientes a los géneros Mecocerculus, Camptostoma y Pyrrhomyias), las reinitas y el matorralero (Atlapetes rufinucha); En todas estas siempre está presente la candelita de anteojos (Myioborus melanocephalus), localmente llamado “falderita”.

Hace poco, un grupo de investigadores de la Universidad de Florida que estudian permanentemente las aves de Huiquilla, dieron cuenta de un importante registro, se trata de Poecilotriccus luluae o también llamado Espatulilla de Jhonson. Según manifiestan, su importancia radica en que es una especie endémica de la región Amazonas y hasta hace poco solo se había registrado en la parte norte.